sábado, 29 de enero de 2011

Pavimentos de ladrillo


Un espacio de planta central con el hogar abierto fue, en los albores del tiempo, el nido singular de la especie humana
"Todas las casas rurales del mundo entero han tenido el mismo hogar abierto que hoy conserva la casa japonesa; en todas partes, el humo salía sencillamente por el tejado, sin chimenea; encima del fuego colgaba o reposaba la marmita para el agua, junto al fuego se calentaban todos y secaban la ropa mojada: el fuego era el centro de la familia y de la casa (...) cuando una vez nos invitaron unos amigos a pasar el Año Nuevo en una casa rural situada en la montaña, junto a Kioto, al sentarnos alrededor del fuego crepitante con la familia, encabezada por el abuelo y la abuela, que también vivían del cultivo del campo y la huerta, así como de la caza, el ambiente era tan acogedor que ningún habitante de la ciudad sería capaz de sustraerse a él. La habitación se llena de humo y hay que adquirir cierta práctica para sentarse bien y que no se le llenen a uno los ojos de lágrimas. Pero la sala de la casa rural no tiene techo; el humo sube hasta el tejado y oscurece la madera; esta cuando se limpia, adopta por abajo, hasta donde alcanza la mano, un tono pardo rojizo más bonito que el que pudiera conseguirse con cualquier otro medio artificial. Arriba, las grandes, pesadas y, a menudo también, arqueadas vigas desbastadas sólo con el hacha, se vuelven con el humo de un color negro mate (...) La nubecilla de humo azul forma parte de la imagen del tejado y de la casa; ese humo convierte la casa en una criatura viva (...) El hogar abierto está siempre hundido en el suelo cubierto de tatami, junto al escalón que da a la sala, allí dónde uno puede sentarse en el peldaño sin quitarse las sandalias. El gran pie derecho - he llegado a encontrar uno de un grosor de 50 centímetros- se halla en las proximidades, o bien junto al canto del escalón, o bien exento, en el suelo del pavimento, por encima del cual se cruzan en lo alto las vigas más pesadas. El peso y el grosor de estas vigas significa orgullo y riqueza. " Bruno Taut

Enladrillado a manera de sarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada