domingo, 25 de diciembre de 2016

HACIA LA MISMA VIEJA Y OLVIDADA, PERO NECESARIA, ORTODOXIA

Con motivo de la baq2016 y de la insistencia de la cultura arquitectónica en boga, acerca de "lo útil" y "lo necesario", comparto estas ideas que estarán en un curso del próximo semestre titulado "Ortodoxia":

ORTODOXIA. Del griego ὀρθοδοξία, orthodoxía 'opinión correcta'.


Las variadas tendencias predominantes de la arquitectura han seguido, durante el último siglo, el patrón de movimiento de un vaivén, o el de una gallina asustada, y sin cabeza, que corre de un lado al otro con la esperanza de hallar, en su avance, lo que de hecho, ha quedado atrás. Cada movimiento alternativo, primero hacia un lado, después hacia el contrario, se sostiene sobre la promesa de liberar a la arquitectura de las desgastadas normas del periodo anterior para "descubrir" algo completamente distinto y excluyente de cualquier atributo que poseyera su predecesor. Si el nuevo realismo social de la arquitectura contemporánea (2008-2016) surgió en oposición a la era de los starchitects (1997 a 2010) y a las exuberancias del deconstructivismo (1980 a 1997); este, a su vez, surgió en respuesta al neorracionalismo (1970 a 1980), que surgió como respuesta al posmodernismo (1957 a 1967), que surgió como respuesta al modernismo (1927 a 1957), que surgió como respuesta al academicismo neoclásico, que surgió, simple y llanamente, de la mediocridad cultural producto de las "revoluciones burguesas" del siglo XIX.

Además de haber sido el resultado del predecible y cansino meneo estilístico de los últimos noventa años, hay algo adicional que todos estos “movimientos” arquitectónicos (alentados por las empresas editoriales y las escuelas de arquitectura de todo el mundo) tienen en común: su condición heterodoxa frente a una distante tradición, tan lejana que ya ni se recuerda en qué consistió y por qué, en algún momento, nos pareció inapropiada.
 
Frente a la anomia de la cultura arquitectónica contemporánea surge la necesidad inaplazable de volver nuestra atención hacia la remota, vieja y olvidada ortodoxia arquitectónica, único suelo firme sobre el cual refundar nuestro oficio.

JMM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada